martes, 11 de noviembre de 2014

ANABOLISMO Y CATABOLISMO MUSCULAR ¿QUÉ SON?

En el mundo de la musculatura, el culturismo y el fitness existen dos palabras que son la clave y que marcan grandes diferencias entre un buen tamaño o volumen muscular y un cuerpo con pérdida o inexistencia de una buena tonificación muscular: anabolismo muscular y catabolismo 

Vamos a intentar poner en orden las diferencias existentes entre estos dos conceptos, la creación o anabolismo y pérdida o catabolismo de musculatura en el cuerpo, con el fin de que despejar dudas y tener claro que es lo que favorece uno u otro concepto.

El anabolismo muscular es la parte del metabolismo que se encarga de la creación del tejido muscular a partir de elementos simples provenientes de la alimentación, para lo cual requiere de una cantidad concreta de energía.

En este post nos estamos centrando específicamente en el tema muscular y en cierto modo lo que nos interesa cuando entrenamos en el gimnasio suele ser el crecimiento muscular así que debemos intentar incentivar el anabolismo muscular lo máximo posible nutriendo bien nuestro organismo.

Catabolismo muscular

Por el contrario el catabolismo muscular es la pesadilla de todo culturista o persona que quiere centrarse en el crecimiento muscular ya que es el proceso inverso al anabolismo y ocurre cuando falta energía y se descomponen los tejidos musculares para suministrar nutrientes a la sangre.

Es algo así como devolver al cuerpo esos elementos simples que le dimos en su día en base a los alimentos ingeridos y que gracias al anabolismo crearon los tejidos musculares.

Catabolismo versus Anabolismo

Existen una serie de puntos o situaciones que debemos tener en cuenta para que el anabolismo se dé una forma correcta impidiendo por tanto que se produzca un catabolismo muscular, privándonos de conseguir nuestro ansiado objetivo. 

Estos principalmente son:
  1. Alimentación: es la clave de todo, como siempre. Par evitar el catabolismo y promover el anabolismo hay que comer suficientemente para no tener poca energía en el cuerpo. Además para conseguir evitar la pérdida del músculo, debes evitar la sensación de hambre.
  2. Dormir: cuando dormimos regeneramos, recuperamos y crecemos muscularmente así que es importante dormir una 7 horas diarias para promover el anabolismo muscular. Si bien se suele decir que en esas horas se puede llegar a catabolizar algo porque se está en ayunas, el metabolismo es más lento y esto es bastante complicado si bien se puede aliviar tomando proteínas de asimilación lenta antes de acostarse.
  3. Intensidad: un entrenamiento de intensidad es el que va a provocar el desarrollo muscular pero hay que realizarlo con las reservas de glucógeno repletas para impedir que se pueda catabolizar si están agotas las reservas.
  4. Ayuno: el ayuno es la falta de alimentos prolongada, y acaba con las reservas de grasas para disponer de energía, con lo que si se mantiene se destruirán los tejidos musculares, así que no hay que realizar ayunos ni en definición.
  5. Cardio: con el ejercicio aeróbico trabajamos la resistencia y quemamos grasa pero al pasar de 40 minutos de duración se suelen agotar las reservas de energía. El cardio no favorece la ganancia de músculo y a partir de las dos horas aproximadamente se produce catabolismo muscular. Así que controla la cantidad de cardio que realizas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario